martes, 10 de marzo de 2015

Trastornos del sueño en el adulto

El sueño es más importante de lo que generalmente se piensa. La tercera parte de nuestra vida la pasamos durmiendo. Es tan necesario que una persona podría resistir más tiempo sin comer que sin dormir.

Es habitual pensar que el único problema de sueño es el insomnio y aunque sin duda es el más frecuente, existen otros trastornos del sueño cuyos síntomas y consecuencias sobre la salud son más graves que los producidos por el insomnio.


Los trastornos del sueño se pueden clasificar en cinco categorías:

1. INSOMNIO
  • Insomnio transitorio y situacional: Es la dificultad para iniciar y/o reanudar el sueño, así como frecuentes despertares durante la noche. Suele estar relacionado con problemas emocionales y su duración suele ser de pocas semanas.
  • Insomnio persistente: Se diferencia del anterior en que su duración suele ser mayor.
  • Insomnio relacionado con problemas psiquiátricos: Estas personas tienen algún tipo de alteración psicológica, la más frecuente, depresión. En estos casos la terapia irá dirigida al tratamiento del trastorno psicológico.
  • Insomnio relacionado con el consumo de drogas: Las drogas que producen problemas de insomnio son los psicofármacos (fármacos que en un principio se utilizan para inducir el sueño que, tras un uso prolongado, producen tolerancia dificultándolo), los estimulantes (cafeína, anfetaminas, etc.) y el alcohol (que aunque puede favorecer el sueño en un principio, su consumo en grandes cantidades produce alteraciones en el mismo).
  • Existen otros tipos de insomnio como el insomnio subjetivo, insomnio voluntario, insomnio por factores ambientales o el insomnio familiar fatal.
2. HIPERSOMNIAS

Narcolepsia: Es uno de los trastornos más graves, ya que la somnolencia que produce puede ser tan intensa que impida a la persona llevar una vida normal. Los síntomas que se pueden presentar son la somnolencia diurna excesiva (la más frecuente), cataplexia (pérdida del tono muscular), parálisis del sueño (sensación de no poder moverse) y alucinaciones hipnagógicas (percepción de imágenes que se confunden entre la vigilia y el sueño).

Apnea del sueño: Es la interrupción de la respiración durante diez segundos o más durante el sueño, produciendo múltiples despertares y por tanto, somnolencia durante el día.

Síndrome de las piernas inquietas: Sensación de incomodidad en las piernas durante los periodos de reposo (cuando se intenta dormir, cuando se está descansando, cuando se está sentado, viajando en avión…). Las molestias disminuyen con el movimiento (la persona tiene un deseo irresistible de mover las piernas). Otras hipersomnias son: el Síndrome de Pickwick, la Hipersomnia idiopática, el Síndrome de Kleine-Levin, la Somnolencia postraumática o el Mioclonus nocturno.

3.TRASTORNOS RELACIONADOS CON EL RITMO CIRCADIANO

Son alteraciones en la sincronización del sueño con el periodo nocturno.
  • Trastorno por pauta irregular del ciclo sueño-vigilia: se presenta en personas que no tienen un horario regular de sueño (trabajadores con cambios en sus turnos de trabajo, tripulación de vuelos intercontinentales). La consecuencia que se produce al no tener un sueño reparador es la disminución del rendimiento y del nivel de atención durante el trabajo.
  • Jet-lag: Afecta a las personas que realizan viajes transcontinentales, con cambios horarios rápidos. Los síntomas son: cansancio, malestar general, somnolencia, problemas para conciliar el sueño, despertares durante la noche... La persona no consigue dormir cuando lo desea, ya que el sueño se produce en momentos inapropiados.
4.TRASTORNOS RELACIONADOS CON LOS SUEÑOS
  • Pesadillas: son sueños que generan ansiedad y que pueden producir el despertar. La persona tiene contacto con la realidad y recuerda haber soñado con una amenaza. Si las pesadillas son recurrentes, pueden producir miedo a dormir. Son más frecuentes cuando se tienen preocupaciones.
  • Sonambulismo: Se inicia con movimientos del cuerpo que pueden acabar en que la persona se levante de la cama y deambule. Mantiene los ojos abiertos y fijos e incluso es capaz de inspeccionar el ambiente evitando objetos. Pueden llegar a vestirse, abrir puertas, salir de casa.
  • Somniloquio (hablar en sueños): Es cuando se emiten sonidos o se habla durante el sueño pero sin que la persona sea consciente. Puede durar desde varios segundos a minutos. Cuando se produce en adultos puede estar relacionado con estados de ansiedad.
5. OTROS TRASTORNOS DEL SUEÑO
  • Bruxismo (rechinar de dientes): El rechinar de dientes, aunque produce un ruido molesto, no llega a despertar a la persona. Si se produce de forma frecuente, puede producir el desgaste de los dientes e incluso alteraciones en la articulación mandibular. Suele relacionarse con somnolencia durante el día y dolores de cabeza.
        Volver